La esperanza muere al último

"No se preocupen por nada, en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que Él ha hecho" Filipenses 4:6 NTV


A propósito de la situación económica y política que se está viviendo, no solo nuestro país sino todo el mundo, escuche un comentario que me hizo reflexionar, este decía: "ahora sí, no nos queda más que pedirle a Dios… la esperanza muere al último"


Y yo me pregunto, ¿en verdad estamos tan mal como para que nuestro último recurso sea "pedirle a Dios"? ¿En verdad, Dios será nuestra última esperanza?


Cada vez que pienso en esta frase - "la esperanza muere al último" - no puedo evitar imaginarme la gran lista de cosas que tuvieron que haber muerto antes que la esperanza en sí misma.


Si tuvieras que hacer esta lista, qué pondrías, qué hay en tu lista de cosas que han muerto ya, el amor, tu fe, tus ilusiones, tus sueños y proyectos, o quizás tu relación con tu esposo o esposa, con tus padres o tus hijos, tal vez extrañas a alguien que se fue cuando no lo esperabas, o quizás ha muerto tu gusto por el trabajo, y te sientes tan frustrado y con ganas de renunciar a todo, que en verdad no estás seguro si pedirle a Dios sea tu última esperanza.


Bueno, la Biblia nos enseña que Jesús es el recurso más preciado y valioso con el que podemos contar, Él dijo: "yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie puede llegar al Padre si no es por mi" (Juan 14:6) esto significa que Jesus no solo es nuestra esperanza sino que además, es el único medio por el cual podemos llegar a Dios (padre).


Quizás este inicio de año te ha traído angustia, dolor, duelo, incertidumbre, o quizás estas atravesando por una divorcio, desempleo, depresión o algún dolor muy profundo, pero es importante que sepas que Jesús no es tu última opción, Él dijo: "vengan a mí los que están cansados y afligidos y yo los haré descasar" (Mateo 11:28). Observa que no dijo, “...y yo te recomendaré que hacer, o te dire con quién puedes ir” Él dijo YO los haré descansar, por lo tanto Jesús siempre está dispuesto a escucharte, a recibirte y a terminar con tu dolor.


Así que la esperanza - la esperanza que es representada en Jesús - no muere y nunca morirá, y pedirle a Dios nunca, nunca debe ser nuestro último recurso, por eso "No se preocupen por nada, en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que Él ha hecho" (Filipenses 4:6)


Recuerda, si tu preocupación es lo suficientemente grande, entonces es lo suficientemente grande como para pedírselo a Dios.






Escríbenos a iglesia.retorno@gmail.com si requieres asistencia espiritual.


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo