Vuelve a tu propósito original

"Pero después de que ustedes hayan sufrido por un poco de tiempo, Dios hará que todo vuelva a estar bien y que ustedes nunca dejen de confiar en él; les dará fuerzas para que no se desanimen, y hará que siempre estén seguros de lo que creen. Recuerden que Dios nos ha elegido por medio de Jesucristo, para que formemos parte de su maravilloso reino." 1 Pedro 5:10 TLA


Dicen que las personas que menos tienen son las que más dan, y me consta. He tenido la fortuna de rodearme de personas que han vivido esta realidad todos los días de su vida ayudando y viendo por los demás con un espíritu honesto, noble y misericordioso extendiendo su mano a quien sea, sin ningún interés y sin necesidad de hacerlo público, sacrificando estatus, grados académicos e incluso su propio alimento.


Sin embargo; existe el otro lado de la moneda, cuando hemos crecido sin nada, en medio de todas las carencias posibles, acostumbrándonos a vivir de una manera modesta, sin llamar demasiado la atención, adoptando un perfil que, a la larga, nos hace pensar que pasaremos desapercibidos simplemente sin dejar una huella relevante en este mundo.


Pero sabes qué, Dios tiene un propósito y un plan muchísimo más grande del que tú mismo hayas creado o podido imaginar.


Pedro (uno de los apóstoles) nos lo confirma cuando dijo que: "…después de que ustedes hayan sufrido por un poco de tiempo, Dios hará que todo vuelva a estar bien y que ustedes nunca dejen de confiar en él; les dará fuerzas para que no se desanimen, y hará que siempre estén seguros de lo que creen. Recuerden que Dios nos ha elegido por medio de Jesucristo, para que formemos parte de su maravilloso reino." 1 Pedro 5:10 TLA

Cuando damos un paso de fe tan importante como es seguir a Jesus, nos damos cuenta de que nuestra vida tiene un propósito aún más grande del que habíamos pensado.

Cuando damos un paso de fe tan importante como es seguir a Jesús, nos damos cuenta de que nuestra vida tiene un propósito aún más grande del que habíamos pensado. Cuando maduramos en fe, entendemos que la vida desconectada de Dios es un desperdicio y todo lo que habíamos conocido como vida hasta ahora se queda muy corto en comparación con las riquezas (no solo económicas) que Dios tiene para nosotros.


Y, dado que estamos en un proceso permanente de depuración de nuestro espíritu, entendemos que la vida no se trata de vivir un constante calvario ni de "permanecer en sufrimiento cargando nuestra cruz eternamente" porque "así lo quiere Dios " y pues porque "aquí nos tocó vivir"; ¡de ninguna manera!, por eso Pablo nos explica que "Hay dolor en nuestro corazón, pero siempre tenemos alegría. Somos pobres, pero damos riquezas espirituales a otros. No poseemos nada, y sin embargo, lo tenemos todo" 2 Corintios 6:10 NTV.


Es verdad que debemos, y resulta mejor, vivir una vida modesta y sencilla, poniendo foco en lo que es verdaderamente importante, y más aún, debemos actuar libre, desinteresadamente y con un propósito puntual.

Recuerda todos los días la importancia que tienes para Dios y los propósitos que tiene para ti

Recuerda todos los días la importancia que tienes para Dios y los propósitos que tiene para ti "porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica" Efesios 2:10 NVI


Piensa en esto:


  1. Sabías que Dios te creo para tener una relación con Él, y no una religión.

  2. Dios te ama tal como eres, pero te ama demasiado como para dejar que sigas siendo así. ¿Estás interesado en conocer el plan de Dios para tu vida?







Ponte en contacto con Él. Podemos ayudarte, mándanos un mensaje para comenzar la plática a iglesia.retorno@gmail.com.

 

Sabes cuál es la diferencia entre #Religión y #Relación, conoce más aquí:






6 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo