Abandona tu fuerza para avanzar con Su fuerza.

Actualizado: 31 ago 2021

“Puedo enfrentar cualquier situación porque Cristo me da el poder para hacerlo” Filipenses 4:13 (PDT)


La biblia dice que podemos enfrentar cualquier situación por medio del poder que Cristo nos ha dado, pero, en serio es verdad esto?


Podría hacer una lista de varias cuartillas con todas las ocasiones en que recuerdo haber pensado que no habría solución a mis problemas, en que la salida parecía demasiado lejos o simplemente inexistente. Problemas de salud, de deudas, en el trabajo, por desempleo, incluso por la pérdida de alguien. Y la verdad es que aunque llevo ya varios años siguiendo a Cristo y su evangelio, aún no ha llegado el día en que de verdad piense que puedo salir avante en cualquier situación.


Sin embargo, sí existe algo de lo que estoy plenamente convencido, y es el amor de Dios hacia nosotros y cómo Él utiliza cada situación (adversa o favorable) para recordarnos que Él esta en control de todo; en control de todo, sí de todo.


Y muy a pesar de lo complicado que parezca salir de un problema recuerdo constantemente que “el Señor siempre está dispuesto a ayudar a los que sufren y salva a los que han perdido toda esperanza.” Salmos 34:18 (PDT)


Parte de mí versículo favorito dice: «no temas, estoy contigo. Yo soy tu Dios, no tengas miedo. Te fortaleceré, sí, te ayudaré. Te salvaré con mi mano victoriosa. Porque yo, el SEÑOR tu Dios, te tomo de la mano. Yo soy el que te dice: “Te ayudaré, no tengas miedo”.» (Isaías 41:10,13) por lo tanto, claro que podemos enfrentar cualquier problema, pero el secreto está en no abusar del poder que Dios nos ha dado por medio de Cristo, no se trata de ser arrogantes y sentirnos todo poderosos sino, por el contrario, se trata de sabernos dependientes de Él entendiendo que poniendo en El todo lo que hagamos (sean problemas, éxitos, fracasos, duelos, etc.) nos ayudará a vivir correctamente.


"Ten en cuenta a Dios en todo lo que hagas, y él te ayudará a vivir rectamente." (Proverbios 3:6).


Se trata de abandonar tus propias fuerzas para avanzar con Sus fuerzas.


Piensa en esto:


1. No todo lo “bueno” (a nuestros ojos) proviene de Dios, ni todo lo “malo” (a nuestros ojos) proviene del diablo. Antes de clasificar tu situación como “buena o mala” ponla en manos de Dios para obtener la perspectiva correcta.


2. Recuerda que nadie puede conocer los planes de Dios sino hasta conocerle a Él. Así que comienza a formar un hábito diario para pasar tiempo con Él y conocer sus planes para ti (Jeremías 29:11 NBD).


Podemos ayudarte; si necesitas platicar escríbenos a aliviooportuno@gmail.com







 

¿Te sientes estancado en tu vida? Queremos y podemos ayudarte conoce más aquí:




6 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo